Cuatro tercios y micro cuatro tercios son los nuevos estándares que permitirán fabricar cámaras réflex más pequeñas

En la segunda mitad del año, muchos fabricantes de cámaras digitales sacarán al mercado sus más novedosas propuestas, que se caracterizan por su menor tamaño gracias a la creación de nuevos estándares. Algunos prototipos presentados en ferias recientes, basados en el estándar micro cuatro tercios, han sorprendido a la propia industria.

foto5

El estándar cuatro tercios traerá en un futuro cercano cámaras digitales de un tamaño similar a las compactas actuales, y que dispondrán de las mismas características, o incluso superiores, que las réflex digitales. En éstas, los enormes objetivos y el gran peso y tamaño de los cuerpos han dotado de una esencia propia a la fotografía profesional.

Actualmente se dan citan en el mercado fotográfico los siguientes formatos, establecidos según el tamaño del sensor de las cámaras: las denominadas cámaras compactas montan un sensor que varía entre las 1/1,7 pulgadas y las 1/2,5 pulgadas; el sistema cuatro tercios, del cual se deriva el nuevo sistema micro cuatro tercios; el APS-C, utilizado comúnmente en las cámaras réflex para aficionados y semiprofesionales y el “Full Frame” o formato completo, que lucen las réflex profesionales y que tiene un tamaño idéntico al formato de 35 milímetros de las cámaras analógicas.

El estándar cuatro tercios traerá en un futuro cercano cámaras digitales de un tamaño similar a las compactas actuales con prestaciones iguales o superiores a las de las réflex

Los sistemas utilizados en las digitales réflex, tanto ópticos como de procesado de imagen, vienen heredados de las cámaras réflex analógicas, y es por ello que las cámaras réflex digitales tienen un tamaño similar a las analógicas y son tan pesadas, lo que las puede hacer incómodas para el común de los usuarios a pesar de su calidad superior.

Por otro lado, cada fabricante de cámaras réflex utiliza una arquitectura diferente, y por tanto los objetivos de la marca sólo pueden ser utilizados en las cámaras del fabricante, siendo incompatibles con otros fabricantes. Empresas como Canon o Nikon acusan este tipo de problemas y, en menor medida, les siguen Olympus, Sony y Pentax. Todos estos inconvenientes provocan que mientras el mercado de las cámaras compactas crece y se consolida, el de las réflex siga siendo minoritario. Sin embargo, se espera que la llegada del estándar micro cuatro tercios remedie esta situación.

Cuatro tercios

El estándar cuatro tercios nació en 2003 de la mano de las empresas Olympus y Kodak para su sección de cámaras réflex digitales. Este estándar propone que los fabricantes puedan comercializar lentes intercambiables entre las diferentes marcas de cámaras. Actualmente, forman parte del consorcio cuatro tercios las empresas Olympus, Kodak, Leica, Fuji, Panasonic, Sanyo y Sigma.

Este estándar propone que los fabricantes puedan comercializar lentes intercambiables entre las diferentes marcas de cámaras

Por otro lado, las lentes se han adaptado a las necesidades específicas de los sensores digitales y se han eliminado piezas y sistemas heredados de las cámaras analógicas, que imprimían un volumen y peso excesivos. El sensor utilizado es mucho más pequeño que el usado en cámaras de 35 milímetros. La relación de aspecto de las imágenes tomadas con este formato es de 4:3, frente al formato habitual de 3:2 proveniente del formato de 35 milímetros.

Actualmente, la lista de objetivos disponibles por los fabricantes que conforman el consocio cuatro tercios no es muy grande. Olympus dispone de una veintena de lentes para este formato, mientras que otras marcas, como Sigma, han adaptado una decena de sus lentes al nuevo formato.

Micro cuatro tercios

El pasado mes de agosto, las empresas Olympus y Panasonic anunciaron la creación del formato micro cuatro tercios, que se diferencia del formato cuatro tercios y del réflex en que no utiliza espejo detrás del objetivo para eliminar los errores de encuadre en el visor óptico, al estilo de las cámaras compactas, que tampoco utilizan espejo. Sin embargo, el nuevo formato sí permite el uso de objetivos intercambiables y mantiene el tamaño del sensor de 4:3. Por tanto, no disminuye la calidad de las fotografías obtenidas, cosa que sí ocurre en las compactas.

foto6

Una desventaja de este nuevo estándar es que las lentes pensadas para él son más pequeñas que las usadas en cuatro tercios, si bien se pueden utilizar las de este último estándar por medio de un adaptador.

Pero la gran ventaja del sistema es que pueden fabricarse cuerpos y lentes con un peso y tamaño mucho menores que las cámaras réflex actuales. Se estima que pueden ser hasta un 50% más delgadas que las cámaras cuatro tercios. Además, al no utilizar espejos, se eliminan las vibraciones causadas estos en las cámaras réflex convencionales.

En otoño de 2008 salió al mercado la primera cámara digital de formato micro cuatro tercios: la Panasonic Lumix G1. Esta cámara, cuyo peso no supera los 385 gramos y mide 124 milímetros de ancho x 83,6 de alto (como las compactas avanzadas), tiene 12,1 megapíxeles efectivos, una sensibilidad de 100 a 3.200 ISO y una velocidad de obturación que va desde los cuatro minutos hasta 1/4.000 partes de segundo. El próximo mes de junio Panasonic pondrá a la venta en España la nueva Lumix GH1, de formato micro cuatro tercios y con un sensor de 12,1 megapixeles, pero no sólo diseñada para tomar fotos sino también para grabar vídeo en alta definición. Según Panasonic, el precio, con un objetivo de 14-140 milímetros, girará en torno a los 1.500 euros.

Algunas fuentes de la industria sitúan en el mismo mes de junio la presentación por parte de Olympus de su primera cámara con el formato micro cuatro tercios, con un diseño diferente al prototipo presentado el último trimestre de 2008. Este lanzamiento iría acompañado de una nueva gama de objetivos micro cuatro tercios con unas lentes focales equivalentes a los 24 mm, 35 mm y 50 mm tradicionales.