ASESORAMIENTO PARA EL CUIDADO DE LA CÁMARA

 

El mercado de consumidores de fotografía tiende al mundo digital..
¿Qué es una Cámara Digital? Es un dispositivo que almacena imágenes en una tarjeta interna o externa de memoria u otro medio digital. Las imágenes se pueden transferir electrónicamente a un ordenador para ser manipuladas, enviadas por correo electrónico, almacenadas o impresas.
En el siguiente artículo le presentamos una serie de consejos para ayudarle a mantener su cámara en perfecto estado, casi como recién comprada.
El componente más importante y delicado de su cámara digital, es la lente.
Se trata de la ventana a través de la cual ve el mundo, por lo que mantener su transparencia, será vital para sacar instantáneas de calidad. Si se raya, el daño será prácticamente irreparable. Evite poner la lente en contacto directo  con cualquier tipo de elemento; especialmente los dedos que, a menudo, manchan de grasa y pueden rayar la lente. Si la lente se ensucia, utilice únicamente bayetas y productos concebidos para ello. En el mercado podrá encontrar kits de limpieza de lentes. Es necesario mantener el cuerpo de la cámara limpio y libre de polvo y arenilla. Para ello procure guardar la cámara en una funda o bolsa siempre que no esté en uso. Si se ensucia podrá limpiarla con un paño suave y seco.
Por lo que se refiere al LCD puede echar previamente un poco de vaho sobre él, para facilitar la tarea. Es muy importante mantener perfectamente secas las cámaras digitales (excepto las específicas para sumergir en el agua). Si accidentalmente se moja, apágela lo antes posible, extraiga las baterías y la tarjeta de memoria y déjela secar durante un par de días. Si transcurrido este tiempo, la cámara no funciona,  deberá contactar con el servicio técnico.
Si no la va a utilizar durante un tiempo, extraiga las baterías y almacénela junto a algún sobrecito de gel de sílice.
Por último, si cree que las condiciones en que va a querer tomar fotos son muy arriesgadas, compre una cámara de usar y tirar. Mejor eso que perder su cámara digital.
Las cámaras digitales representan una gran evolución en el campo de la fotografía. Ventajas: mejor calidad de  imagen, aplicación de efectos, uso de recursos antes disponibles sólo en cámaras profesionales y la posibilidad de sacar una gran cantidad de fotografías. Con tantas opciones en el mercado, muchas veces es difícil encontrar la cámara digital ideal. Para ayudarle en esa elección, le mostramos a continuación diez consejos que pueden ser útiles a la hora de comprar una cámara digital:
La primera compra de una cámara digital puede ser intimidante incluso para fotógrafos experimentados; aunque en muchos aspectos no es muy diferente a comprar una cámara tradicional.
 Existen algunos aspectos importantes:  compatibilidad con el PC, zoom digital vs., óptico,  etc.,  por lo demás; estás buscando una cámara que tome excelentes fotos, con la que se sienta bien y que tenga las características esenciales para el tipo de fotografías que quiera sacar. Por tanto nos centraremos en las características más importantes a tener en cuenta cuando compre la cámara digital

1. Mira y siente
Algunas cámaras digitales hacen fácil tomar fotos. Otras le hacen sentir bien al tomar fotos. La única manera de estar seguro es probar la cámara antes de comprarla.
Los botones han de estar accesibles y fáciles de usar. Mire a través del visor de la cámara que está pensando comprar: ¿Es la imagen clara y nítida?
Tamaño y peso: es importante cómo se adapta la cámara a sus manos. ¿Son sencillos y fáciles de cambiar los ajustes de la cámara? ¿Se puede guardar en un bolsillo, en su maleta de mano?

2 - Megapíxels
El megapíxel indica el tamaño de la foto que una cámara digital es capaz de crear. Cuanto mayor es la cantidad de megapíxeles, mayor es la resolución de la fotografía creada. Es recomendable tener una cámara con, por lo menos, 3.0 megapíxeles. Con ellas sacará fotografías con una nitidez excelente en impresiones. Cámaras con más de 8 megapíxeles son las indicadas para profesionales de la fotografía.
¿Que resolución usar ?
Nuestra recomendación es que siempre que se pueda, usemos máxima resolución. Si usted está de viaje y tiene una limitación de memoria en su tarjeta, emplee una resolución menor para poder realizar un número mayor de fotos.
Si nuestra intención es presentar las fotografías en la pantalla del ordenador o en una presentación en DVD, con una resolución de VGA (640x480) es suficiente. En caso de que nuestra intención sea imprimir las fotografías en papel fotográfico, deberemos de respetar un mínimo de resolución en función del tamaño de foto que deseemos:
Resolución megapixels Resolución pixels Tamaño máximo
1,3 1280 x 960 13 x 18
2,1 1600 x 1200 18 x 24
3,2 2048 x 1536 24 x 30
4,1 2272 x 1704 30 x 45
5,0 2560 x 1920 40 x 50
Estos datos son aproximados para cámaras digitales estandar, evidentemente pueden variar dependiendo del CCD y de la calidad de la óptica utilizada.
Y mientras más alta sea la resolución de una foto digital, mayor capacidad para ampliarla sin perder resolución de imagen. Por ejemplo, los sensores de una cámara de 3,3 megapíxeles graban aproximadamente 3 millones de puntos de información, los cual es suficientemente detallado para producir imágenes de calidad fotográfica en tamaños de hasta 10 x 14. Las cámaras digitales a nivel de consumidores, normalmente abarcan una resolución desde 0,3 megapíxeles hasta más de 5 megapíxeles. Una cámara de 1 megapíxel funciona bien para imprimir imágenes más pequeñas (no mayores de 4 x 6), para enviarlas por correo electrónico y colocarlas en la web. Pero no debes tener menos de 2 megapíxeles si planeas ampliar fotos o hacer un conjunto variado de impresiones, si no, te decepcionarás a largo plazo. Si intentas imprimir imágenes de resolución más baja en tamaños más grandes, los resultados tenderán a granulosos, borrosos o con parches

3 - Zoom, ¿óptico o digital?
El zoom es un recurso que permite capturar con proximidad elementos o cuerpos que están localizados en una área más distante. Por ejemplo, suponga que encontró un pájaro extraño en un árbol y quiere sacar una fotografía detallada del ave, en este caso, basta utilizar el zoom, éste, permite lograr esa fotografía sin que usted tenga que aproximarse al animal.
Existen dos tipos de zoom:
¿El óptico y el digital?. Es preferible el primero; el zoom óptico realiza esta aproximación de la imagen a través del lente. El zoom digital, por otro lado, "amplía" la parte de la imagen original escogida, haciendo que se pierda la calidad de la imagen. La capacidad del zoom es medida de la siguiente forma: si una cámara indica zoom (sea óptico o digital) de 3x, significa que la imagen se aproxima en tres veces la distancia real.
¿Qué diferencia hay entre el zoom digital y el analógico ?
La diferencia es que mientras en el zoom analógico es la propia óptica de la cámara quien acerca la imagen, en el zoom digital lo hace el software de la cámara recortando la resolución de la imagen. Siempre que podamos, evitaremos utilizar el zoom digital, de hecho normalmente las cámaras que incorporan el zoom digital, viene por defecto desactivado y hay que ponerlo en modo de zoom activado para poder usarlo. El uso del zoom digital únicamente tiene sentido en cámaras que ofrecen mucha resolución o cuando la fotografía este destinada a visualizarla en un monitor de pequeñas dimensiones.

4 - Flash
El buen uso del flash permite sacar buenas fotografías en ambientes poco iluminados. El flash es importante para que las imágenes sacadas en ambientes con luz deficiente tengan buena calidad. En algunos casos es recomendable usar flash incluso en ambientes con buena iluminación para minimizar el contraluz.
Elija los modelos que permiten hacer pre-ajustes en el flash.
Por ejemplo, hay cámaras que optimizan la intensidad del flash para evitar el efecto de " ojos rojos" en las imágenes. Otras permiten que la luz emitida "dure" más tiempo, característica útil en fotos secuenciales.
¿Cómo elegir el modo de flash ?
Prácticamente todas las cámaras llevan al menos tres modos de flash:
Para uso nocturno, es recomendable tener un modelo que permita la conexión de un flash externo.
Modo AUTO: La cámara decide cuándo debe de hacer uso del flash.
Modo AUTO con reductor de ojos rojos: la cámara decide cuándo debe de hacer uso del flash, pero antes de hacerlo emite un destello o ráfaga para contraer el iris del ojo y reducir el efecto de ojos rojos, este modo lo usaremos cuando el motivo de la instantánea sea una persona. También puede solucionarlo en el ordenador con un editor gráfico,
Modo flash anulado: La cámara no dispara nunca el flash; ajusta la luz mediante el uso de la velocidad y el diafragma. Hay que tener mucho cuidado con este modo, ya que en condiciones de luz bajas, la velocidad será muy lenta y correremos el riesgo de que la fotografía salga movida.
Modo flash fijo: La cámara dispara siempre el flash, haya o no luz. Hay que tener mucho cuidado con este modo, ya que la cámara ajusta tanto la velocidad como el diafragma a las condiciones de luz leídas por el fotómetro.
Este modo se suele utilizar habitualmente en fotografías donde tengamos un contraluz ,delante de un ventanal, por ejemplo, o para evitar sombras en la cara.
Si va a realizar la fotografía a menos de 40 cm de distancia, anule el flash, porque quemaría la misma.
Procure realizar la fotografía con luz exterior.
Si va a utilizar luz artificial: lámpara, fluorescente, etc. , asegúrese de ajustar el modo de balance de blancos a las condiciones de iluminación utilizada.

5 - Almacenamiento
La gran mayoría de las cámaras fotográficas digitales hacen uso de memoria flash para almacenar las imágenes. Para eso, existen varios formatos de tarjetas de memoria.
Es importante estar atento, la compatibilidad de tarjetas varía según el fabricante y el modelo de la cámara.
Aunque las tarjetas de memoria estén volviéndose más baratas con el paso del tiempo, elija cámaras que también posean memoria interna, aunque sea de poca capacidad. Eso evita que la cámara quede inutilizable en caso de pérdida de la tarjeta.
La mayoría de las cámaras tienen adaptador de memoria externa.
Secure Digital, Compact Flash, Smart Media y Memory Stick son los tipos más comunes. Con este tipo de almacenamiento regrabables, puedes simplemente insertar una nueva tarjeta de memoria en la cámara y seguir tomando fotos.
Evita cámaras que sólo tengan memoria incorporada.

6- Vídeo y sonido ¿valen la pena?
La mayoría de las cámaras digitales permite la creación de vídeos cortos, aunque de una calidad inferior al de una videocámara. Este recurso es muy interesante cuando usted está presenciando un acontecimiento y desearía grabarlo. La web YouTube es un claro ejemplo de ello. Si usted quiere grabar vídeos, elija una cámara que tenga la opción de grabación; pero tenga cuidado,no es raro encontrar modelos que hacen películas sin audio. Algunas cámaras tienen la función de grabadora de audio.

7 -Sobre la batería
La mayoría de cámaras trabajan con las populares baterías de hidruro de metal de níquel (Ni MH) recargables. No son caras y brindan más fotos por carga que cualquier otro tipo de batería (excepto las baterías de iones de litio). Dado que las baterías siempre parecen agotarse cuando estás a punto de tomar una foto importante, mantén siempre baterías de reserva a la mano.
Debes tener tanto cuidado con las baterías de la cámara digital como el que tienes con la cámara. He aquí algunas pautas:
a- No expongas las baterías a temperaturas que excedan los 43 º C. Por ejemplo, dejar las baterías en el coche bajo el ardiente sol del verano puede provocar daños permanentes. Lo mejor que puedes hacer es guardarlas en un lugar fresco y seco.
b- No sobrecargues las baterías.
c- Recarga las baterías antes o después de almacenarlas por mucho tiempo. Las baterías se descargan con el tiempo y si no se recargan pueden producirse filtraciones y corroer la cámara.
d- No mezcles viejas baterías con las nuevas ni tampoco diferentes tipos de baterías.
e- No tires las baterías cuando se hayan agotado. Son desperdicios químicos. Sigue las instrucciones del fabricante sobre el desecho y el reciclado de baterías o las pautas recomendadas en tu localidad. Y nunca incineres ni perfores las baterías.

8 -Adaptadores AC
He aquí lo más importante que debes conocer acerca de los adaptadores:
usa sólo un adaptador de energía AC aprobado por el fabricante. Si no lo haces, puedes provocar daños a la cámara o causar incendios. El uso de un adaptador AC que no sea original, hará que pierda validez la garantía de la cámara.
Los viajeros deben tener cuidado: existen diferencias entre el sistema eléctrico usado en los Estados Unidos y el sistema usado en otros países del mundo. El sistema norteamericano se basa en 120 voltios y 60Hz, mientras que en muchos otros lugares es de 220 voltios y 50Hz.
Las tomas de corrientes también difieren. Para estar seguro de poder enchufar el cargador de batería, el adaptador AC u otro equipo, necesitarás un kit de consulta, el manual de la cámara digital para obtener instrucciones específicas y recomendaciones sobre el equipo.
Hay que tener en cuenta muchas recomendaciones en cuanto al trato que se les debe dar para evitar inconvenientes graves en su funcionamiento y que provocarían un dolor de cabeza a la hora de intentar repararlos

9- Exposición
Las cámaras digitales son capaces de ofrecer configuraciones automáticas, así el usuario no encuentra dificultades al sacar fotos. Sin embargo, hay casos en que es necesario generar fotografías más complejas, por ejemplo, cuando alguien posa frente a una avenida y quiere que los coches aparezcan como manchas luminosas que dan la sensación de movimiento.
Para estos casos, es preferible el uso de cámaras que permitan ajustes manuales en los parámetros de exposición, en especial, en la velocidad del obturador (en pocas palabras, el mecanismo que permite capturar la luz para generar de la imagen).
El control de la exposición permite el control de la sensación de movimiento.

10 - LCD
Otra gran ventaja de las cámaras digitales es la posibilidad de usar una pantalla LCD para sacar y visualizar las fotografías; éste es un ítem imprescindible.
La mayoría de las cámaras digitales vienen con por lo menos un visor óptico: el mismo tipo que es utilizado en cámaras de película tradicionales. Pero muchas cámaras también vienen con una pantalla LCD incorporada a la parte posterior, lo que permite ver lo que el visor ve. La pantalla LCD permite ver cómo se verá la foto antes de tomarla. De ayuda indispensable, también permite ver las fotos que ya has tomado, ésto también supone un mayor consumo de batería, de modo que si la usas con frecuencia, ten a la mano baterías de reserva o usa un adaptador AC.
Para un uso más confortable, elija los modelos que cuenten con pantalla LCD de 1,8"; asegúrese de que la cámara tenga la opción de desconectar esa pantalla, función útil cuando no tenga mucha batería.
Es una buena idea probar esta función en el momento de la compra y ver si la nitidez es satisfactoria

11 - Tiempo entre los disparos
Si tuviera que sacar fotografías muy seguidas, puede perderse alguna foto interesante cuando tenga que esperar que la cámara esté lista para un nuevo disparo. En el modelo que le interése, mire cual es el intervalo que la cámara ofrece entre una foto y otra. Cuanto menor es ese tiempo, mejor.
Un consejo interesante es verificar si la cámara posee un "timer" que permite que la fotografía sea sacada algunos segundos después de apretar el botón de disparo. Así, usted puede, por ejemplo, dejar la cámara en una mesa, accionarla y correr para salir en la fotografía junto a sus amigos (de ahí la necesidad de la cámara de "esperar" algunos segundos) actualmente existen las que detectan las caras y cuando se saca la foto el timer espera a detectar las caras y dispara. Con eso, la cámara saca una fotografía sin que ninguna persona deba quedarse afuera, automáticamente.

12 - Cuidado con la marca (y con el modelo)
Con el paso del tiempo, las cámaras digitales se han vuelto cada vez más baratas, pero aun así tienen un precio elevado para muchos bolsillos. Eso lleva a muchas personas a comprar cámaras demasiado baratas, de marcas desconocidas.
Aquí no hay secreto: elija los modelos de marcas más conocidas, especialmente de aquellas que trabajan en fotografía hace ya algún tiempo. Las cámaras de marca desconocida pueden ser máquinas de calidad, pero no es habitual. De hecho, es bueno estar atento incluso con las marcas conocidas. Una buena idea es hacer una investigación y seleccionar los modelos que más le atraen para, enseguida, hacer una búsqueda en Internet por cada máquina. Muchas webs y foros de discusión muestran las experiencias que otras personas tuvieron con tales modelos. Es mejor, claro, elegir aquellas cámaras de las que "se habla bien".

13. Características especiales.
Las características mencionadas te ayudarán a comprar una buena cámara digital que sea la más adecuada para ti. Pero existen algunas características especiales que también podrían ser consideradas si tienes necesidades más específicas. y deseas tomar primeros planos de objetos distantes, por ejemplo, necesitas una cámara con alta potencia de zoom óptico. Si vas a tomar fotos de acción o de la naturaleza, entonces será útil una cámara que tenga disparo continuo o modos de paisaje.
¿Y ahora qué?
Ahora que sabes lo que buscas al comprar una cámara digital, es hora de aprender sobre la Elección de una cámara digital
. También puedes encontrar más acerca de la Maximización de tu cámara digital, incluyendo información sobre baterías y adaptadores, cuidados con la cámara, actualización de software de drivers de la cámara y accesorios.
Para terminar después de comprar tu cámara digital, tal vez quieras conocer una manera eficiente de organizar sus fotos. Una buena idea es hacer uso de webs como el Flickr. Además de almacenar sus fotos on-line, puedes exhibirlas a amigos, fácilmente. Si hiciste videos, webs como You Tube y Google Video son un óptimo medio de divulgación.
¿Porque tarda más en disparar la cámara digital ?
Si estás habituado a utilizar cámaras analógicas y prueba a sacar una fotografía con una cámara digital, observarás que esta tarda más en realizar la fotografía, esto es común a la practica totalidad de las cámaras digitales, esto es normal, ya que mientras que en las cámaras analógicas, esta debe de realizar dos mediciones (foco e iluminación), en las cámaras digitales deben de realizar tres mediciones:
Foco.
Iluminación.
Balance de blancos.
Nuestra recomendación es que utilices la siguiente técnica al realizar las fotografías con cámaras digitales:
Oprimir el disparador hasta que se encienda el led verde del autofoco (hasta la mitad).
Cuando tengamos el momento deseado, terminamos de oprimir el botón del disparador.
Puede que le resulte un poco dificil esta técnica, pero una vez se acostumbre los resultados serán satisfactorios.
 

14 - El viento y la arena
No es ninguna novedad, el calor y, en particular, los rayos directos del sol son los peores enemigos de un equipo electrónico. Si vamos a la playa, se suma la arena, un insidioso antagonista de los delicados mecanismos de cámaras y filmadoras. Todo bien con la paradisíaca imagen del ejecutivo trabajando con su portátil en una hamaca junto al mar, pero un poco de viento y ese equipo será historia. El salitre y la humedad suelen dar los tiros de gracia. No hay soluciones mágicas aquí. Un equipo que va a la playa regresa averiado en mayor o menor medida. Nuestro mejor consejo es elegir un día sin viento para sacar fotos o filmar y, luego, llevar de vuelta los equipos a la casa o al hotel, o guardarlos herméticamente y lejos del calor.
Todos los equipos electrónicos portátiles de última generación utilizan baterías de ión litio. Algo poco sabido es que el calor es destructivo para esta clase de acumuladores, por lo tanto, debe evitar cargárlas en las horas de mayor temperatura y mucho más usar los equipos si han estado expuestos al sol.
Quizá lo más importante a tener en cuenta es que las baterías de ión litio pueden prenderse fuego y hasta explotar si se las obliga a funcionar en ambientes muy calurosos. Al aire libre, en verano y al sol, poner el movil en el bolsillo es una práctica potencialmente peligrosa.
Las cámaras y filmadoras tienen dos componentes costosos: el sensor y las lentes. Sabemos que no conviene apuntar al sol, para preservar la salud del primero. Pero en general nos olvidamos de que al salir de viaje las delicadas lentes se ven expuestas a la arena, al polvo, al salitre y a accidentes mecánicos de toda clase. La solución para esto es, en aquellos casos en que sea posible, adquirir un filtro UV para poner delante del objetivo. Los equipos que admiten estos filtros tienen un número inscripto al lado de la lente que indica el diámetro de la rosca que debemos usar. El filtro UV protegerá las lentes de sus enemigos naturales y es mucho más barato y fácil de reemplazar.

15 - Como guardar la cámara digital
Finalmente, para el mantenimiento de la cámara digital es muy importante ser muy cuidadoso durante el tiempo en el cual la cámara no se utiliza. En este caso si no se va a utilizar la cámara durante mucho tiempo, se debe extraer la batería y la tarjeta de memoria y guardar la cámara en un lugar fresco, seco y bien ventilado.
De vez en cuando se debe colocar nuevamente la batería y hacer funcionar el artefacto por unos minutos para que se mantenga en perfecto estado de funcionamiento.
Evitar los cambios de temperatura, evitar la condensación dentro de la cámara .Si hay que trasladar la cámara de un lugar frío a otro templado, o viceversa, hay que tomar algunos recaudos para evitar la condensación dentro de la cámara.
Cuando se está en un clima frío, el vapor de agua que está en el aire en suspensión se enfría rápidamente y se convierte en gotas de agua. La condensación se produce cuando la cámara es trasladada de repente desde un lugar con aire frío a una habitación con una temperatura templada. Para evitar esto, hay que colocar el artefacto en una bolsa de plástico y cerrar la funda herméticamente. Por último, se debe dejar la cámara dentro de la bolsa durante aproximadamente una hora hasta que se adapte al cambio de temperatura.

Consejos para pasar de la reflex tradicional a una cámara digital pro.
Los aficionados y profesionales de la fotografía que están abandonando el film, se enfrentan a un mundo muy parecido al anterior, pero con algunas reglas propias. Qué hay que tener en cuenta para elegir un buen equipo.
Para la mayoría de los usuarios, pasar de la fotografía analógica a la digital fue relativamente sencillo: comprar una cámara nueva y listo, se acabaron los rollos y el revelado. Los fotógrafos profesionales y amateurs, sin embargo, han realizado una transición más lenta, esperando una mejora en la calidad y una baja en los precios de los equipos. El crecimiento del mercado permitió que hoy sea posible encontrar equipos reflex para profesionales y entusiastas, de gran calidad y diversidad de precios. Para su elección es recomendable tener en cuenta algunos parámetros clave.
Las cámaras reflex, también conocidas en inglés como SLR ( Single Lens Reflex ), se llaman así por permitirle al usuario ver en el objetivo, mediante el reflejo de un espejo, exactamente lo que su única lente registra, a diferencia de las cámaras compactas de rollo, en las que el objetivo estaba desplazado respecto de la lente. La mayoría de las reflex digitales obliga al usuario a mirar por el objetivo para sacar la foto. Hoy, sin embargo, hay algunos equipos de este tipo que permiten usar la pantalla LCD como objetivo, igual que las cámaras de bolsillo.

16 - Lentes y sensores
Por suerte para quienes ya tenían una reflex de rollo y varias lentes, la mayoría de los fabricantes mantiene el tamaño de las monturas, por lo que es posible, en general, usar una lente vieja en un equipo digital. Sin embargo, el tamaño del sensor juega aquí un papel singular.
En los equipos que usaban film, había un estándar para el tamaño de la película: 35 mm, en rigor, 36x24 mm. Sobre éste se basaron las cámaras digitales para definir el sensor, pero con una diferencia: hacer un sensor sin fallas es caro, y más si es grande. Por eso no hay un único tamaño: los fabricantes usan distintos tipos de sensores para ajustar el precio del equipo. Los más caros son los que son iguales al film de 35 mm (también conocidos como full frame , o fotograma completo); la mayoría de las reflex digitales usa un sensor más pequeño, conocido como APS. Toma su nombre del rollo de 24 mm que apareció en la década del 90.
Hay otros tipos, incluyendo el estándar Cuatro tercios, que requiere lentes diseñados para ese formato. Cuanto mayor es el sensor, mejor será la calidad de la imagen. Pero esto no necesariamente se traduce en más megapixeles, sino en que cada pixel (cada punto del sensor donde impacta la luz que pasó por la lente) es más grande. Así recibe más luz y ofrece una mayor fidelidad a la imagen registrada, sobre todo en situaciones de poca luminosidad o alta velocidad de obturación, e incorporan menos ruido en la imagen.
Que el sensor sea más chico que el film de 35 mm influye también en la distancia focal, ya que la lente proyecta una imagen más grande que lo que el sensor puede registrar. Hay, así, un efecto de multiplicación de la distancia focal respecto de un equipo de film. Dependiendo del tamaño del sensor será entre 1,3x y 1,6x. Para una misma toma hecha con la misma lente, pero usando un cuerpo digital y otro analógico, la foto digital se verá como si se hubiera hecho un acercamiento. Típicamente, una lente de 55 mm se transforma en uno de 80 mm.
Las cámaras SLR digitales incorporan, en su mayoría, un sistema de limpieza del sensor, y otro de estabilización de imagen. El primero limpia, por vibraciones, el polvo que se deposita sobre el sensor. Algunos equipos lo hacen automáticamente. La estabilización de imagen (denominada IS, por sus siglas en inglés) neutraliza en el equipo el temblor natural de la mano al sacar fotos con baja velocidad o mucho aumento. Algunos equipos estabilizan el sensor y otros dejan la tarea para cada lente. La ventaja de la primera opción es que puede usarse cualquier lente compatible.
Formatos y visores
Las cámaras tienen una pantalla LCD para ver la foto recién sacada, pero no son todas iguales. Los de mayor tamaño permiten apreciar mejor la imagen, pero también es importante la resolución y la visibilidad al aire libre. No hay un parámetro estándar para esta última característica, así que lo ideal es verlo con los propios ojos. La pantalla permite ver también un histograma, la velocidad de obturación, apertura de diafragma, balance de blancos y demás cámaras profesionales permiten también guardarlas en formato RAW; algunas incluso graban ambas versiones en la tarjeta de memoria.
Varios equipos ofrecen, ademas, la posibilidad de usar TIF. La ventaja de RAW (crudo, en inglés) es que registra los datos de la imagen tal como la capturó el sensor de la cámara, sin que el equipo procese la foto enmascarando el ruido, balanceando los colores, el brillo, el contraste, etcétera. La idea es que todo eso lo haga el fotógrafo en el ordenador. RAW, además, no usa compresión con pérdida, como sí lo hace el JPG, por lo que no hay degradación de la imagen. La contra es que el archivo ocupará más megabytes que un JPG, y que muchas veces requiere ser procesado con un software de edición provisto por el fabricante.
Casi todas las cámaras usan dos formatos de memoria: Compact Flash y SD, junto con su versión de alta capacidad, SDHC, de 4 GB o más. Las Olympus usan también xD. Las tarjetas no son todas iguales; algunas son más veloces. Como con las lectoras de CD y DVD, indican su velocidad como un múltiplo de la original: 33x, 266x, por ejemplo. Esto tiene un porqué. Las cámaras digitales permiten un modo de captura continua para tomar varias fotografías por segundo; en general se lo conoce, en inglés, como continuous mode . Cuántas, dependerá del equipo, el formato de la imagen, la resolución en uso y la velocidad con la que la tarjeta es capaz de guardar esos datos. La cámara toma las fotos y las envía a una memoria intermedia (denominada buffer) hasta que ésta se satura, y luego copia los datos a la tarjeta. Si el copiado es suficientemente veloz, el buffer estará libre en seguida para registrar más imágenes en ese modo rápido.
Por último, cada cámara tiene su tamaño, su peso y sus puntos fuertes, como la velocidad de obturación y la sensibilidad a la luz (ISO). En papel, estos datos pueden ser muy atractivos, pero los resultados en la vida real a veces no son como se esperaba. Por eso, antes de adquirir un equipo, es recomendable conocer la opinión de expertos y colegas. En la Red hay varios sitios que se dedican a probar las cámaras y analizar, una por una, sus funciones. Entre los más reconocidos están DPreview ( http://www.dpreview.com/ ), Steve s Digicams ( http://www.steves-digicams.com/ ), Photography Review ( reviews.photographyreview.com ), DC Resource ( http://www.dcresource.com/ ), Imaging Resource ( http://www.imaging-resource.com/) y, en español, Let s Go Digital ( www.letsgodigital.org/es/ ), Quésabesde ( www.quesabesde.com/camdig/noticias.asp ) y DZoom ( www.dzoom.org.es/camaras.html ). Así el usuario tendrá una mejor imagen de la cámara que más le conviene.
La cámara no se lleva bien con el trajín de un viaje. La medida más simple para no dañar los delicados y costosos dispositivos digitales es llevar el menor número posible. Si no estamos seguros de usar alguno de los equipos que estamos metiendo en la maleta, mejor dejarlo en casa. Es muy fácil perder algo cuando son demasiados los dispositivos que tenemos que supervisar. También aumenta la posibilidad de que nos los hurten o de extraviar algunos de sus accesorios (todos requieren cargador, por ejemplo), así como de dejarlo inadvertidamente dentro del coche al sol.

17 - Accesorios
Un clásico de la tecnología de vacaciones es que al llegar a destino nos damos cuenta de que nos faltan accesorios indispensables. A tomar nota adaptadores para las muchas variantes de enchufes con que nos podemos encontrar. Para saber qué tensión y qué enchufes se usan en todos los países del mundo, se puede visitar www.otae.com/enchufes/
Si realmente nos gusta tomar fotos, un trípode es fundamental para tomas con poca luz o cuando queremos aparecer con toda la familia.
cargadores.
Es el accesorio que con más frecuencia olvidamos, y sin él no hay mucho que hacer después de unos pocos días. Para no olvidarlo, conviene guardar cada equipo con su cargador.
 
Estos son algunos de los tipos de daños más frecuentes que puede sufrir un aparato fotográfico.
Adopte las medidas oportunas para conseguir que su cámara trabaje en perfecto estado durante muchos años.